lunes, 13 de febrero de 2017

Conociendo autores #44: Luis Guardiola



  • ¿Por qué comenzaste a escribir fantasía?
Los cuatro reinos nacen en mi infancia, en la que por fortuna o desgracia vi demasiadas películas de los años ochenta y noventa, sobre todo de género fantástico y de ciencia ficción. Por citar algunas: Star Wars, Krull, Willow… En cuanto a los libros puedo destacar El Señor de los Anillos, El hobbit y la saga DragonLance. Después de terminar alguno de estos libros o películas, tenía la sensación de que les faltaba algo. Decidí crear mi propio mundo mágico y todas las noches antes de dormir sumaba (como buen futuro matemático) una historia más a ese mundo al que llamé Arah. Esa costumbre no la perdí de adulto y cuando cumplí los treinta años aún me pasaba muchas noches en vela inmerso en ese mundo mágico. Por tanto tomé la decisión de plasmar de forma ordenada alguna de esas historias y descubrí que al ponerlas por escrito dejaban de “atormentarme” por las noches.
  • ¿Qué prototipos odias de la literatura fantástica?
Aunque parezca contradictorio con el primer libro de mi saga, odio mucho al héroe inocentón, toda bondad, que cubierto de ideales consigue acabar con el injusto y desalmado villano. Este maniqueísmo lo odio con toda mi alma, por eso el resto de libros de la saga intentan de alguna forma romper con esta visión en blanco y negro.
  • Venga, tirate a la piscina, ¿Qué libro de fantasía te hubiera gustado escribir a ti?
Sin lugar a dudas “El Señor de los Anillos” y añado “Los hijos de Húrin” ya que me parece un capítulo más de esta mítica obra maestra. La espada de Joram también me gustó bastante.
  • Tienes la opción de pasar una noche loca con un personaje literario de fantasía. ¿Quién? ¿Por qué?
No sabría qué contestar a esta pregunta… no tengo personajes favoritos, la mayoría de los que más me han gustado son bastante malvados y tampoco me apasionaría pasar una noche loca en su aterradora compañía. Mejor me quedo en casita leyendo un buen libro.
  • Tienes un sitio en tu estantería abarrotada de libros, ¿Qué objeto mágico te gustaría colocar ahí?
Seguramente me decantaría por el “Anillo único”, pues me encantaría de vez en cuando desaparecer y perderme entre las sombras…
  • ¿Con qué libro comenzaste a sentir amor y pasión por la fantasía? 
Si no recuerdo mal fue “El hobbit”, me encantó y me sirvió de introducción para seguir leyendo de forma natural el resto de la obra de Tolkien. Solo añadir algo que me disgustó profundamente de aquella historia: que no contuviese la batalla de los cinco ejércitos. Menos mal que el señor Peter Jackson la hizo realidad.
  • En serio, es que no me creo la primera pregunta... ¿Por qué escribes fantasía? Hay géneros con más futuro que este...
No pienso en si tiene o no futuro, simplemente hago lo que me gusta. Además, para mí que soy matemático, no ha sido tarea fácil. Durante el doctorado colaboré en varios artículos de investigación y tienes una cierta seguridad ya que están basados en propiedades matemáticas demostradas. Por el contrario, en la literatura debes dar necesariamente un salto al vacío, no puedes saber si tu creación interesará o si has sido capaz de trasmitir a los lectores todo aquello que pretendías. El escritor está compartiendo parte de su visión del mundo y, me atrevería a decir de su propia alma. Todo esto para un matemático no es fácil, ya que al no tener la “vestimenta” de la lógica te hace sentir desnudo.
En mi opinión, crear nuevos mundos fantásticos da la posibilidad de hablar sobre el nuestro, y criticar aquello que no nos gusta o ver dónde nos podrían llevar determinadas formas de pensar. Suelo decir que este género satisface tanto a quienes solo quieren vivir una aventura fantástica, como a los que buscan discusiones más filosóficas.
  • "iiOh eh que no leoOoO" ¿Qué le dices a esta gente, además de proporcionarle educadamente el último tomo de la RAE?
Pues que es una pena, se están perdiendo un mundo sin fronteras y en el que la imaginación juega un papel muy importante. Puedo asegurarles que un buen libro supera con creces a una película. No hay comparación.

Facebook: www.facebook.com/pages/Los-Cuatro-Reinos/999159376761177
Twitter: https://twitter.com/Los4reinos_

lunes, 6 de febrero de 2017

Conociendo autores #43: Isaac Rodríguez



¿Por qué comenzaste a escribir fantasía?

La verdad es que desde bien pequeño este género me atrajo enormemente, y siempre solía leer cuentos de ese estilo de niño. Recuerdo perfectamente cuando con diez años, me regalaron por mi cumpleaños mi primer libro "grande y sin dibujos": Mandrágora, de Laura Gallego. Hay que ver cómo pasa el tiempo, y cómo aquel libro que ahora me parece tan fino me cambió la vida. A partir de entonces fue un no parar, necesitaba leer fantasía, perderme en mundos y vidas alejadas de lo aburrido y cotidiano del mundo real. Siempre había tenido el gusanillo de intentar escribir, de crear algo tan mágico y especial como lo hacían los autores que leía y leo; y, desde mi propio estilo, creo que al final lo he conseguido. Y estoy muy orgulloso de ello.

¿Qué prototipos odias de la literatura fantástica?

Creo que odiar es una palabra demasiado agresiva para definirlo así; pero, sí que es verdad que los cánones más usados, tipo: chica conoce a chico, se gustan, y la trama gira casi más en torno a dicho amor (la mayoría de veces conflictivo) que a la propia fantasía, me rechinan. Por lo demás, creo que todo bien explicado, incluso actitudes o hechos aparentemente incongruentes, tienen buena cabida en este género. Eso sí, si antes o después todo tiene una explicación.

Venga, tírate a la piscina ¿Qué libro de fantasía te hubiera gustado escribir a ti?

La trilogía de Memorias de Idhún, de Laura Gallego; quizá es porque me los leí durante los primeros años de adolescencia y el cóctel hormonal de aquellos años potenció las sensaciones que viví, pero sin duda fue una trama que me enganchó y enamoró. Ahora bien, si la hubiera escrito yo seguramente no habría tanto énfasis en el triángulo amoroso que acontece entre los protagonistas. ¿Se nota que le tengo tirria a las pasteladas, no? Jajaja, yo es que soy más partidario de hacer sufrir un poco al lector con alguna muerte que otra. Soy un poco sádico, lo sé, jajaja.

Tienes la opción de pasar una noche loca con un personaje literario de fantasía. ¿Quién? ¿Por qué?

Puff, la verdad es que es una pregunta que no me había planteado jamás, pero, haciendo un poco de memoria, creo que elegiría al capitán Will Laurence, de la saga de libros Temerario, de Naomi Novik. La evolución psicológica del personaje, que debe aprender a dominar al dragón que debe montar en la guerra; que sea un aguerrido militar de férrea disciplina, además de un hombre guapo y joven... Si duda un cóctel de lo más atractivo.

Tienes un sitio en tu estantería abarrotada de libros, ¿qué objeto mágico te gustaría colocar ahí?

Vaya, sinceramente habría tantos que se me hace difícil escoger uno en concreto. Pero, y espero que no os moleste que barra un poco para casa, tanto por su estética como por su marcado carácter mágico, me encantaría colocar ahí uno de los múltiples dones de la diosa Etrea. Quien tenga el gusto de leer mi novela creo que acabaría coincidiendo conmigo.

¿Con qué libro comenzaste a sentir amor y pasión por la fantasía?

La verdad es que creo que esa pasión por este género la tengo desde que tengo memoria. Siempre me ha gustado lo mágico, lo oculto, lo místico, lo que parecía inalcanzable e irrealizable... Pero bueno, si tuviese que establecer un principio, diría el momento al que hice referencia en la primera pregunta, cuando me regalaron Mandrágora, de Laura Gallego. A partir de entonces, un sinfín de emocionantes historias: Memorias de IdhúnHarry PotterCrónicas de la Torre, la saga Temerario... ¡Y todas las que quedan!

En serio, es que no me creo la primera pregunta... ¿Por qué escribes fantasía? Hay géneros con más futuro que éste...

Yo no creo tal cosa, cada género tiene su público. Y me parece que la fantasía cuenta con más adeptos de lo que la opinión general cree. Y si no es así, realmente me es igual. Sea un público más o menos grande, es un público que disfruta con lo que lee. Y del mismo modo me ocurre a mí: escribo fantasía porque disfruto escribiendo fantasía, porque me da vida evadirme del mundo escribiendo sobre otros muy lejanos y distintos a éste, o sobre el nuestro pero visto desde un enfoque fantástico. Es un revulsivo para los problemas de la vida real. Y no sólo la fantasía literaria, la fantasía de videojuego como la saga Final Fantasy me ha ayudado mucho a la hora de forjar mi yo como escritor. He labrado mi propio camino y mi propio estilo, mezclando este género incluso con trazas de suspense o terror, tanto en los pequeños relatos que escribí en mis inicios, como ahora con la novela que tengo publicada. Y, aunque jamás me tomaré la escritura como una profesión para mí, y me parece que es mejor así porque de ese modo disfruto verdaderamente y sin ninguna atadura con lo que hago, creo que nunca dejaré de hacerlo. Para mí, escribir fantasía es algo especial. Es crear mundos, historias, vidas... Y desde luego mi cabeza guarda muchas ideas para posibles tramas. 7 Días para el Mundo es solamente el principio, queda mucho por ver. Tanto de esta historia como de otras muchas.

"¡¡Ohh eh que no leoOoO" ¿Qué le dices a esta gente, además de proporcionarle educadamente el último tomo de la RAE?

Es una opinión respetable a fin de cuentas. Desacertada a mi juicio, pero respetable. Ahora bien, le diría que es una verdadera lástima, porque, como describe una frase que oí hace ya tiempo: "Una persona que no lee vive una vida, mientras que aquel que lee tiene la suerte de vivir muchas vidas distintas". Además, siempre he sido de la opinión de que la persona a la que no le gusta leer es simplemente que no ha encontrado el libro adecuado.

ENLACES:



martes, 31 de enero de 2017

“Fantásticas lecturas”: un encuentro más allá de la fantasía.


El pasado jueves 26 de enero de 2017, apadrinado por la Asociación de Escritores de Madrid, tuvo lugar en Notting Hill Bookshop un encuentro poco al uso y que, sin embargo, hizo las delicias de los asistentes. Tres autoras: una de fantasía urbana y medieval, Paula de Vera, cofundadora de esta iniciativa; otra de fantasía romántica, Lucía de Vicente; y otra de terror (entre otros) también iniciática como es Elena Muñoz. Pero vamos a centrarnos en esos tres géneros en concreto puesto que, al final, el objetivo era hablar de la fantasía, tanto dentro de su género como tal (elfos, mitos, leyendas, criaturas mágicas…) como fuera del mismo. Porque, ¿acaso no existen otros géneros literarios donde podemos encontrar elementos fantásticos y entremezclarlos con ellos?






Se debatió durante casi dos horas sacando conclusiones muy diversas y citando ejemplos conocidos por todos: Drácula de Bram Stoker, Frankenstein de Mary Shelley, “El Péndulo” de Edgar Allan Poe… Se, se; se diferenciaron géneros y se unieron de nuevo para defender la creación de historias nuevas y originales. Con Lucía hablamos de lo que es erotismo, romanticismo o qué llega a ser pornográfico, además de defender una fantasía romántica con criaturas novedosas y alejada de estereotipos, creando sus personajes a partir de cero solo con un lápiz, papel y letra.



Elena incidió sobre la importancia de diferenciar terror de horror, así como de la introducción de elementos nuevos e incluso fantásticos, por ejemplo, en una ficción histórica o para darle la vuelta a un cuento popular y convertirlo en algo totalmente nuevo y diferente.


Y Paula, acompañada desde la distancia (en vídeo) por Marta Conejo, la otra cofundadora de la #YoLeoFantasíaenEspañol, así como por Noemí Hernández (recientemente incorporada y a la que conocisteis en “Conociendo Autores” la semana pasada), habló sobre la importancia o no del fanfic –también conocido como “metaliteratura”– y su uso de personajes ya conocidos o existentes para crear historias nuevas y practicar cosas tan importantes para un escritor como la coherencia en la forma de ser de un personaje o incluso algunos tipos de escenas que no sueles tratar en tus novelas o tus relatos de forma habitual. En este caso, se recurrió como ejemplo al gran Arthur Conan Doyle, autor de “Sherlock Holmes” y ampliamente adaptado en todo el mundo.


Las tres escritoras presentes, sin distinción, abogaron igualmente por una educación lectora para una generación que ahora mismo bebe de las redes sociales con todo lo que ello implica. No existen los filtros, no hay una corrección ni una enseñanza para que quien tiene potencial pueda llegar a ser un gran escritor. No se enseña a diferenciar lo que es buena literatura de lo que simplemente es un producto de marketing.
 
De todas maneras, si algo quedó claro a todos los presentes fue que, sin duda, lo importante es llegar al lector. Que este se sienta identificado hasta con nuestros personajes más monstruosos, porque incluso ellos pueden tener algo de humanidad. Lo que sea porque un pedacito de nuestras historias se quede en su corazón.

¿Qué? ¿Nos atrevemos a soñar en la próxima?


Paula de Vera

lunes, 30 de enero de 2017

Conociendo Autores #42: Ana Román.



¿Por qué comenzaste a escribir fantasía?

  La verdad, no tengo idea. Suena raro lo se, pero no es algo que yo haya planeado o decidido tal cual, recuerdo que cuando comencé a escribir tenía nueve años y lo único que venía a mi mente eran aquellas criaturas bellas y míticas que abundaban en los libros que mi mama solía comprar y dejarme leer para olvidar un poco el estrés del divorcio ( digamos que comencé como una forma de terapia) eso sonó un poco loco, pero es la verdad. 

 ¿Qué prototipos odias de la literatura fantástica?

En realidad no odio ninguno, leo cualquier cosa que llama mi atención e intento hacerlo sin prejuicio alguno, si al terminar de leer no me gusto simplemente lo dejo pasar y paso al siguiente libro. 

 Venga, tirate a la piscina, ¿Qué libro de fantasía te hubiera gustado escribir a ti?

El señor de los anillos, Tolkien es por mucho uno de mis autores favoritos. Me gustaría tener esa capacidad de crear todo un mundo alterno para mis personajes. Se que muchos dicen que su prosa era pobre pero su imaginación era grande... muy muy grande.

Tienes la opción de pasar una noche loca con un personaje literario de fantasía. ¿Quién? ¿Por qué?

 Oh, Dios no sé cómo elegir... creo que sería con Aragorn o con Legolas, la personalidad fuerte de ambos personajesme encanta. 

 Tienes un sitio en tu estantería abarrotada de libros, ¿Qué objeto mágico te gustaría colocar ahí?

  Una varita mágica, definitivamente sería una varita.

 ¿Con qué libro comenzaste a sentir amor y pasión por la fantasía?

  No recuerdo el título ya que mi mamá es una amante del género también así que ella solía comprar libros sobre hadas y elfos, mini relatos de personas que aseguraban haber tenido avistamientos... no eran en si novelas pero fue gracias a ellas que comencé a apasionarme. Y si a eso le agregamos que soy una fanática de los vampiros y hombres lobo, pues he leído y leído libros del género. 

 En serio, es que no me creo la primera pregunta... ¿Por qué escribes fantasía? Hay géneros con más futuro que este...

   Hahahahaha!!! Es cierto pero de verdad pienso que dentro de un mundo donde solo hay realidad a la gente no le cae nada mal imaginar que puede haber algo más... a mi me funcionó.

"iiOh eh que no leoOoO" ¿Qué le dices a esta gente, además de proporcionarle educadamente el último tomo de la RAE?

    Mmmm... creo que le diría que abriera un poco más su mente, un libro es un pasaje casi gratuito a un mundo distinto, bien vale la pena a darle una oportunidad.
Sus novelas: 


lunes, 23 de enero de 2017

Conociendo autores #41: Noemí Hernández




► ¿Por qué comenzaste a escribir fantasía?
Empecé a escribir cuando era una niña. Al principio por imitación de los libros que leía. Recuerdo, por ejemplo, lo mucho que me gustaba el mundo artúrico después de leer El rey Arturo cabalga de nuevo, más o menos. A partir de ese tipo de libros empecé a aficionarme a la fantasía.

► ¿Qué prototipos odias de la literatura fantástica?
Las princesas debiluchas, sin duda alguna. Hay pocas cosas que me fastidien tanto como ver personajes femeninos débiles a los que el encantador príncipe azul o el héroe de turno debe salvar constantemente. No detesto a las princesas en general, sólo a las que son personajes florero. De hecho, en mis libros procuro no caer en este estereotipo tan manido. Cuando pongo a un personaje femenino como protagonista no quiero que el lector piense “es una chica que necesita que la rescaten”, sino que le doy una espada para que pueda salvarse solita. Creo que eso se nota en El poder del medallón, mi primera novela.

► Venga, tírate a la piscina, ¿Qué libro de fantasía te hubiera gustado escribir a ti?
Hay unos cuantos, pero creo que la saga Añoranzas y pesares, de Tad Williams, es una de las mejores. No sólo es una obra llena de imaginación y con un trasfondo que, en el fondo, es un símil de nuestra cultura, sino que además está muy bien escrita y sus personajes llegan fácilmente al corazón de quien la lee.

► Tienes la opción de pasar una noche loca con un personaje literario de fantasía. ¿Quién? ¿Por qué?
Sin lugar a dudas, creo que sería con Raistlin Majere, el mago más famoso de Krynn (trilogías de Dragonlance). No sé hasta qué punto sería una noche loca, pero sin duda, la conversación que pudiera tener con él sería interesante. Pocas veces he topado con un personaje tan carismático y sarcástico como él en un libro.

► Tienes un sitio en tu estantería abarrotada de libros, ¿Qué objeto mágico te gustaría colocar ahí?
No sé… Quizá algún tipo de amuleto con poderes curativos para ayudar a los demás o, tal vez, algún artefacto para viajar en el tiempo.

► ¿Con qué libro comenzaste a sentir amor y pasión por la fantasía?
Me ha gustado la fantasía desde que era muy pequeña, desde que leía las típicas novelas de la colección El Barco de Vapor hasta ahora. Pero creo que el libro que marcó un antes y un después en mi forma de ver la literatura fantástica fue El Señor de los Anillos, que leí cuando tenía trece añitos.

► En serio, es que no me creo la primera pregunta... ¿Por qué escribes fantasía? Hay géneros con más futuro que este...
Como he comentado antes, se debe en gran medida por imitación de lo que leía de pequeña. Pero, si profundizo un poco más en mi interior, hay otro motivo: en los mundos que escribo hay héroes, personas capaces de enfrentarse a sus temores y a las injusticias que sacuden el mundo. En la vida real no los hay y, si los encuentras, generalmente acaban mal. Durante mi infancia y adolescencia sufrí acoso escolar (por entonces no era frecuente denunciar el bullying) y necesitaba crear mundos en los que un Don Nadie (un campesino, por ejemplo) aprendiera a luchar y hacer frente a todos los matones que se le pusieran delante para salvar el mundo. Creo que en gran medida se debe a eso, ya que empecé a escribir con más frecuencia y seriedad después de sufrir los primeros acosos.

► "iiOh eh que no leoOoO" ¿Qué le dices a esta gente, además de proporcionarle educadamente el último tomo de la RAE?
Que aún no han encontrado su libro. Si no le gusta leer es por algo tan simple como eso: con toda probabilidad sus primeras experiencias con la lectura fueron malas y por eso le dio la espalda a los libros. Para engancharte a la lectura debes encontrar primero una obra que satisfaga tus expectativas. De otro modo, acabarás detestándola. Es por eso por lo que no me gusta que en los colegios e institutos se impongan lecturas obligatorias. Estaría bien que el profe llevara a los alumnos a la biblioteca del centro educativo y les dijera: escoged el que más os guste. Pienso que así los niños estarían más motivados que si los obligas a leerse el Quijote. El Quijote es una novela maravillosa, pero es posible que esos chicos aún no estén preparados para él si no se han leído un libro en toda su vida.



► Enlaces




lunes, 16 de enero de 2017

Conociendo autores #40: Cristina León



  • ¿Por qué comenzaste a escribir fantasía?
Es un género que me parece fascinante por el sinfín de oportunidades que te ofrece. Te encuentras miles de puertas ante ti que no tienen límite, y eso te permite expresar tu creatividad e imaginación sin ningún tipo de restricción. Todo cabe en el saco del género fantástico, siempre que la historia tenga coherencia en sí misma.
  • ¿Qué prototipos odias de la literatura fantástica?
Hay que respetar el trabajo de cada autor, y por eso mismo no me gustan las historias que son prácticamente iguales a cualquier otra y que apenas te cambian un par de cosas para poder decir que son diferentes.
En ocasiones creo que hay diferentes niveles de plagio, por decirlo de alguna manera.
Tampoco me entusiasman mucho los clichés, tipo de un día para otro uno descubre superpoderes y es el ser más maravilloso del mundo. Si eso ocurre, quiero que me expliquen porqué no se ha sabido/tenido antes.
O que los malos sean malísimos y los buenos buenísimos, por ejemplo. No creo que todo sea o blanco o negro.

  • Venga, tirate a la piscina, ¿Qué libro de fantasía te hubiera gustado escribir a ti?
Un montón! Harry Potter, La dama número trece, Graceling, Drácula, Frankenstein, más de uno de Stephen King... Soy una ávida lectora, se me ocurren muchos! Tanto por ser buenos como por surgir por una buena idea y yo preferir cambiar el final o un personaje o parte de la trama.
  • Tienes la opción de pasar una noche loca con un personaje literario de fantasía. ¿Quién? ¿Por qué? 
Creo que pasar una noche con Drácula tiene que ser bastante emocionante, aunque pueda resultar peligroso.
Si tengo que barrer para casa, creo que una noche con Zendrah y Malvoc puede ser brutal! Han enamorado a los lectores y de uno de ellos puedo decir eso de que el infierno puede ser divertido si te acompaña el demonio apropiado...
  • Tienes un sitio en tu estantería abarrotada de libros, ¿Qué objeto mágico te gustaría colocar ahí?
Esta pregunta hace que me ponga como una niña pequeña que tiene que elegir un solo regalo por su cumpleaños. A ver... un traslador para ir rápido de un sitio la otro. O una bola de cristal para adivinar el futuro. O un giratiempo para poder hacer varias cosas a la vez. O una máquina para moverme por el tiempo. O un pensadero para guardar allí ideas y que no se me sobrecargue la cabeza.
  • ¿Con qué libro comenzaste a sentir amor y pasión por la fantasía? 
Leo desde muy pequeña, así que seguramente los cuentos despertasen ya mis ganas e imaginación. Luego a lo largo de los años, las lecturas fueron cambiando, pero la pasión continuó ahí, así que ya fuera por Bécquer, Andersen o Stephen King, la fantasía siempre ha sido uno de mis amores.
  • En serio, es que no me creo la primera pregunta... ¿Por qué escribes fantasía? Hay géneros con más futuro que este...
Comencé a escribir a los 9 años, y siempre he dicho que son las historias las que me buscan a mi. No soy la única que lo piensa o lo dice.
Este género no está de capa caída ni tiene menos importancia que cualquier otro, deberíamos darle el valor que se merece y dejarnos de estereotipos en los que esta lectura parece hecha solo para niños o adolescentes. El mundo de la fantasía es válido para cualquier persona, independientemente de su género y edad. 
La ventaja que me ofrece la fantasía es que me permite volcar toda mi imaginación, y así poder crear personajes, ambientes, poderes, historias e incluso nuevos seres, como por ejemplo, el que aparece en mi libro.

  • "iiOh eh que no leoOoO" ¿Qué le dices a esta gente, además de proporcionarle educadamente el último tomo de la RAE?
Les diría muchas cosas, aunque siempre de forma educada y desde el respeto. Yo opino que uno no debe vanagloriarse nunca por no leer. Es mucho mejor meter la nariz en un libro que en la vida de los demás, por ejemplo. Si lees consigues beneficios, como abrir tu mente y adquirir nuevas perspectivas e ideas, además de aumentar tu vocabulario y mejorar considerablemente tu ortografía. Son todo ventajas.
Además, conviene recordar lo que bien decía Mafalda, "vivir sin leer es peligroso, te obligan a creer en lo que te digan". 

 ENLACES
El Creador de Ánimas tiene su propia página de Facebook, y en los siguiente enlaces se puede acceder a información sobre novela y sobre mí en la web de la Editorial Nazarí: