domingo, 26 de febrero de 2017

Conociendo autores #46: David Calleja


¿Por qué comenzaste a escribir fantasía?Por un cúmulo de circunstancias. Primero me adentré en las páginas de la Tierra Media. Poco después, durante las clases de Lengua, descubrí que me gustaba redactar mis propias historias. Para fijar bien el rumbo, un amigo me inició en un juego de rol de fantasía. La deriva fue inevitable.
¿Qué prototipos odias de la literatura fantástica?
A ver… Ya sabes que el odio es una manifestación del miedo, y que conduce inexorablemente al lado oscuro. Prefiero decir que rehúyo de los magos enclenques y con poder desmedido. ¿Un ejemplo? Raistlin Majere.

Venga, tírate a la piscina, ¿Qué libro de fantasía te hubiera gustado escribir a ti?El Señor de los Anillos. Quizá no sea el libro mejor escrito (o traducido) pero sí uno de los que más me han hecho soñar.
Tienes la opción de pasar una noche loca con un personaje literario de fantasía. ¿Quién? ¿Por qué?Arwen. Una persona que renuncia a la inmortalidad y a los prejuicios de su raza debe de estar lo suficientemente trastornada como para resultar interesante.

Tienes un sitio en tu estantería abarrotada de libros, ¿Qué objeto mágico te gustaría colocar ahí?Un reloj sin manecillas, capaz de detener el tiempo cuando disfrutas de lo que estás haciendo.
¿Con qué libro comenzaste a sentir amor y pasión por la fantasía?Por un caminito va caminando un bicho y el nombre de ese bicho ya te lo he dicho. Si te fijas bien, verás unos hobbits agarrados firmemente al pelaje de su lomo.

En serio, es que no me creo la primera pregunta... ¿Por qué escribes fantasía? Hay géneros con más futuro que este...
Según qué entiendas por futuro. Si lo que te gusta es viajar a lugares exóticos, la fantasía y la ciencia ficción son dos géneros muy adecuados. Te permiten trascender la realidad, construir nuevos mundos, visitar antros y paraísos… Creo que quienes escribimos no empezamos pensando en el éxito. Queremos averiguar quiénes somos de verdad. Buscamos comprender el mundo, o tal vez escondernos de él. Lástima que después tengamos esa tendencia tan perjudicial de dejarnos arrastrar por el ego.

"iiOh eh que no leoOoO" ¿Qué le dices a esta gente, además de proporcionarle educadamente el último tomo de la RAE?Nada especial. Como mucho, que no pierdan la esperanza de que su libro les encuentre.

OBRAS:
 


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada